Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Los ex jugadores

30 de octubre de 2023

Llevo más de cuarenta años metido de lleno en la escritura sobre el juego y sus problemas. Y siempre me he mostrado reticente ante las asociaciones de jugadores rehabilitados. La desconfianza viene dada por los hechos que les he visto protagonizar. Han parado la mano, y siguen haciéndolo, de las administraciones que las sostienen con generosas subvenciones. Y también de las entidades empresariales que suelen regarlas con aportaciones económicas. Y con semejantes antecedentes no han dudado, y ejemplos hay más que sobrados de ello, en ponerse al lado de los que mandan para poner a parir al juego privado y sacar a pasear sus fantasmas y peligros. Y le han dado la vuelta a la tortilla haciendo causa común con el sector cuando las donaciones venían del mismo.

No pretendo generalizar porque buenas gentes y honestas hay en todos lados. Pero asociaciones de exjugadores han dado muestras de actitudes amorales, de practicar el cinismo diciendo una cosa y la contraria, de echar leña al fuego de ése espíritu demoníaco con el que determinadas agrupaciones políticas tratan por sistema de enlodazar todo lo que afecta al juego privado. Al público por supuesto que ni tocarlo dado que por ése camino las inyecciones económicas oficiales pueden resentirse.

Por supuesto que no es cuestión de regatear ayudas a los jugadores en fase de rehabilitación. Con un añadido: siempre y cuando su función no esté al servicio personal de unos vivales que bailan al son de los que mandan con tal de sacar tajadas. Sumándose prestos y entusiastas al coro que canta los salmos malditos del juego. Ejercicios de cinismo, los justos.

Zitrogames
Carfama
Vid Commercial