Autor

EL OJO INDISCRETO Jose Ignacio Ferrer

Fidel y el movimiento SOS

22 de julio de 2020

Ahora comienza el movimiento. El movimiento SOS Hostelería.

Fidel Molina ha dedicado estos últimos meses a levantar una muralla en defensa del sector de la máquina B en la hostelería valenciana. Su iniciativa, cuyo impacto mediático, social y político se ha hecho notar, ha alumbrado una asociación con mucho camino por delante.

Fidel se ha partido el cobre por “normalizar” una Ley del juego valenciana “sectaria y odiosa”, cuyos efectos en nuestra industria traerán cola. Pero como visionario de este negocio ha calculado las repercusiones del texto del Botànic en el resto de España. Y se ha arremangado, al tajo.

La primera jornada de SOS Hostelería celebrada ayer en Valencia denota la preocupación de los operadores ante una regulación basada en la prohibición y en un atropello sin precedentes al sector privado. Premiando al juego público. Otras regiones como Baleares, Aragón y La Rioja, por poner un ejemplo, ya han tomado nota y pretenden copiar esta “chapuza legislativa”. Fidel no lo va a consentir. Por eso busca tender puentes con los políticos, como ha hecho en el “cap i casal” con PP, Ciudadanos y Vox, para evitar la deforestación del juego a nivel nacional. La tarea es ambiciosa pero a Molina le sobran arrestos y temperamento para afrontar estas lides.

La jornada de SOS Hostelería nos dejó el compromiso de una oposición valenciana a la que se espera como agua de mayo su llegada al poder. También la respuesta de la hostelería en pleno – distribuidores, propietarios de bares, …- y la búsqueda de apoyos por parte de la nueva asociación. ASVOMAR se ha unido a la causa y las puertas están abiertas para sumar efectivos en esta "dura batalla".

El éxito de ayer en el Ateneo de Valencia debe ser el preambulo de un año marcado por esa, a veces tan difícil, unión sectorial. La sempiterna máquina B, aquella que ha hecho empresarios de talla a muchos, exige un esfuerzo mayor en la borrasca que se avecina más aún cuando el hálito de la pandemia no solo ha traído muertes sino la desaparición de muchos negocios. La hostelería se resiente y la B representa un elemento suistancial para su sostenibilidad.

Fidel concilia muchas filias y algunas fobias, pero personalismos aparte, es justo valorar su paso adelante con SOS Hostelería. El movimiento ya se ha demostrado andando. Pasos aún quedan.

Vid Commercial