Autor

EL OJO INDISCRETO Jose Ignacio Ferrer

Y si fuéramos Manuela

9 de febrero de 2024

Estos días de celebración de la última feria ICE en Londres se han llevado a cabo distintos actos protocolarios para dar la bienvenida a Barcelona como nueva sede de quizás, la mejor feria del juego del mundo.

Una delegación española, incluidos varios reguladores autonómicos, se han desplazado al certamen con afán de conocer de primera mano lo que se guisa a nivel internacional y tomar nota de cara a abrir sus libretos normativos.

En ese contexto se dan encuentros, apretones de manos, abrazos, gestos de complicidad, posados para los compañeros gráficos y demás acciones ceremoniosas.

Y como si se tratara de una gran familia – como la retratada por Fernando Palacios con Alberto Closas al frente – descollan distintos perfiles. Los hay que buscan aparecer en primer plano del retrato, otros que no pierden comba por saludar y darse a conocer, algunos abrazan el postureo y existe otra especie que en busca de la notoriedad pública acaba patinando con comentarios poco acertados.

Y en ese microcosmos freudiano destaca la figura de Manuela Jiménez de ZITRO. Con un bagaje profesional de quilates, mantiene la discreción como atributo intrínsecamente unido a la elegancia. Mide sus palabras como si funcionara bajo el criterio de un odómetro, siendo consciente que la prudencia es la mejor de las formalidades en los momentos institucionales.

Manuela personifica la entidad que debe demostrar el sector del juego. Intuición, saber estar, finura e inteligencia como idiosincrasia de la industria. Alejada del figureo y la galería de papagayos – no son muchos, gracias a Dios – que sobrevuela por estos lares.

Vid Commercial