Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Y además analfabetos

25 de septiembre de 2018

El otro día hablaba del oportunismo de los políticos, de su ansia por el figureo y de apuntarse a cualquier tema con tal de salir en la foto o dar un titular. Y muchas, demasiadas veces por desgracia, sin tener ni pajolera idea del asunto como es el caso del juego.

En España, al igual que en otros países, afloró una clase política joven y muy pagada de sí misma, que pretende reinventarlo todo y darnos lecciones sobre todo. Ellos son los más listos, los más virginales, los más honrados y los mejor dotados intelectualmente para llevar adelante las tareas de gobierno o de oposición. Y acometen  la función con una suficiencia que asusta y una ausencia de autocrítica que ni se molestan en hacer. Y así nos va: no hay día que no nos veamos sorprendidos por un disparate de tamaño natural o una gilipollez protagonizada por algún padre de la patria.

Estos tíos no agotan, sin embargo, nuestra capacidad de asombro. En SECTOR publicamos la proposición no de ley remitida por el Grupo Parlamentario de Ciudadanos al Congreso sobre la regulación del juego en España. Y átense los machos porque en el escrito se dice que “hay que evitar que los negocios de los salones habran en las proximidades de centros escolares.” Han leído bien: habran, de abrir, con hache . Y entonces surge la pregunta ¿ Puede un país estar en manos de una panda de tíos que además de fatuos son analfabetos ?. Que cada cual se dé la respuesta.  

Vid Commercial