Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Volver

12 de abril de 2023

Volver al trabajo es recobrar el ejercicio de lo cotidiano tras un breve paréntesis marcado por la pascua. Es incidir en las costumbres que habían sido aparcadas transitoriamente, recuperar los hábitos de todos los días y caer en la cuenta que las preocupaciones no están dormidas y siguen ahí y hay que afrontarlas lo mejor que se pueda, cuestión complicada en la mayoría de ocasiones.

Decía el maestro César González Ruano que la vida no es otra cosa que una costumbre y cuando ésta decae o se pierde pues llega la hora del adiós definitivo. Se impone por tanto mantener las costumbres a toda costa, aunque en ocasiones nos resulten poco o nada reconfortantes, pero no queda otra opción si deseamos seguir transitando por la selva de la vida, tan plagada de fieras que andan al acecho para procurar jodernos lo que puedan y un poco más si les dejan.

Por lo expuesto con una cierta nota de melancolía, hay que mantener en lo más alto del espíritu la costumbre de volver al tajo, de reiniciar las lecciones aprendidas y puestas en valor a lo largo de jornadas en las que se repiten los movimientos mecánicos, las llamadas habituales, la puñetera costumbre del ser y estar.

Volviendo al maestro Ruano escribió en la tercera de ABC su artículo "La costumbre" desde un hospital de Madrid. La vida se le escapaba a chorros, tanto es así que con su escritura selló el certificado de su existencia con la brillantez habitual. Y se despidió para siempre.

Hemos vuelto tras un período de descanso que por lo general uno piensa que es breve. No queda otra que reiterarnos en lo cotidiano y tirar adelante porque si perdemos la costumbre, ya saben en que acaba la historia.

Vid Commercial