Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Visibilidad del juego

2 de junio de 2022

Es bueno y por descontado que muy positivo que la industria del juego privado adquiera visibilidad social y cobre protagonismo más allá de sus ámbitos de actuación. El hecho de que abunden las empresas empeñadas en participar de acciones solidarias, de actividades de índole asistencial, cultural o artística o de actos de ayudas a iniciativas que merecen ser apoyadas es una muestra de sensibilidad y a la vez de enseñar su verdadero rostro, el de entidades comprometidas al máximo con la sociedad y muy conscientes de sus responsabilidades.

La industria del juego representa una actividad legalizada que discurre por la senda de la más absoluta normalidad. Por eso y cuando la ocasión lo demande y la aportación pueda ser asumida resulta aconsejable salir al escenario y ratificar ante la opinión pública su condición de ser un sector más dispuesto a colaborar con proyectos u objetivos dignos de respaldo social y de la intervención y apoyo del mundo empresarial.

El sector ha vivido muchos años, quizás demasiados, encerrado en su propio caparazón y reacio a salir del mismo. Lo he escrito en multitud de ocasiones y me repito: Subyace en éste aislamiento autoimpuesto un cierto complejo de inferioridad que data de muy antiguo. Y del que hay que desprenderse con absoluta naturalidad. Una forma de combatir las campañas de descrédito consiste en tener una presencia progresiva en aquéllos ámbitos que dan cabida y protagonismo al mundo empresarial. Del que el juego es una parte notable llamada a adquirir visibilidad social propia y sin complejos de ningún tipo. Una visibilidad merecedora de ser resaltada y divulgada.

Vid Commercial