Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Vandalismo orquestado

10 de mayo de 2022

Ayer publicamos la noticia de la agresión vandálica a un salón de juego. Una más y son numerosas las registradas en distintos territorios de un tiempo a ésta parte. Y por muy condenables que sean éstos hechos, que lo son y en grado sumo, no dejan de ser un producto natural nacido de las campañas de descrédito alentadas contra éstos establecimientos desde las propias administraciones y los partidos políticos de corte populista y radical. Hay que decirlo levantando la voz y sin complejos: Ha sido brutal, maliciosa y trufada de argumentos infundiosos la ofensiva desarrollada para demonizar a las llamadas casas de apuestas en términos inconcretos que se han saldado con destrozos, pintadas e insultos contra los salones. Sin que, por otra parte, se escucharan descalificaciones oficiales para tan incívicos comportamientos.

Cuando se echa mucha leña al fuego la hoguera de grandes proporciones parece asegurada. Y esto es lo que viene sucediendo con los ataques sistematizados a los salones que no cesan. Con el pugilato que mantienen las administraciones para comprobar cuál de ellas endurece más las medidas que abocan a la desaparición a muchísimos de éstos locales cuyo futuro está en entredicho, hasta el extremo de estar en fase de extinción muchas empresas y cientos de puestos de trabajo.

Una situación como la descrita tendría que hacer reflexionar a las administraciones, que alejarla de los extremismos a la hora de legislar, de apartarlas de la demagogia barata llegado el momento de abordar la realidad del subsector. Es tarea inútil: La política es ejercicio muchas veces nauseabundo. Y en el caso del juego se personaliza de manera tan desproporcionada como deleznable.

Vid Commercial