Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Torremolinos y los demás

24 de septiembre de 2021

Torremolinos ha marcado de alguna manera la vuelta del juego a la normalidad todavía no recuperada del todo pero confiemos que en vías de hacerlo. La cita se saldó con concurrencia de asistentes y mucha animación. No cabía esperar otra cosa tras el drástico parón de actos públicos impuesto por la pandemia que ha tenido una larga y difícil prolongación en el tiempo.

Había ganas y deseos de celebrar el reencuentro del sector. El juego siempre se siente atraído por éstas citas que son una invitación, más allá de sus legítimos fines comerciales, a la expansión colectiva, a la reanudación de contactos, los abrazos, la cordialidad compartida, las amistades reforzadas y el inevitable colofón gastronómico. Son convocatorias que sirven para revitalizar la industria y tratar de impulsarla con renovados bríos.

Dando por hecho que Torremolinos representa el arranque de un nuevo ciclo tras la pandemia hay que confiar que se vayan realizando de manera gradual ésos eventos tradicionales que forman parte, por derecho, del calendario anual del juego español. Eventos que han arraigado, que se han visto respaldados por empresas y profesionales y cuentan con asistencias garantizadas de público que avalan su organización. El sector, ahora más que nunca, demanda salir de la parálisis obligada por el Covid-19 y reanudar con la normalidad requerida su capítulo de feria, exposiciones y congresos. Y llevarlo a cabo con total libertad, sin vetos ni intromisiones. Aquí hay que celebrar un Torremolinos punto y seguido. Nunca un Torremolinos punto y aparte. Porque esto último entra en colisión con la economía de libre mercado.

Vid Commercial