Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Tocata y fuga de Garzón

15 de febrero de 2024

Las vueltas que da la vida. Don Alberto Garzón, entusiasta azote del juego privado durante su gestión, es un decir, en el ministerio de Consumo, tardó muy poco en abrir la puerta giratoria para pasarse al sector privado. Y mira por donde fichó por el lobby de Pepiño Blanco, nutrido de políticos, que en una ocasión, al menos que yo sepa, se encargó de asesorar a ANESAR y anunció la presencia en una asamblea de Antonio Hernando que no compareció por ser llamado de urgencia para engrosar el pelotón de asesores principales de Sánchez en Moncloa.

O sea que jugarretas del destino Garzón parecía destinado a erigirse en experimentado consultor y quién sabe si defensor del juego al que tanto zahirió y demonizó. ¿ Creen que habría dudado de aceptar el encargo ? Pienso que no. Estos tíos que presumen de puristas ideológicamente hablando no dudan en cambiar de chaqueta cuando hay pasta de por medio.

El intento de Garzón de pasarse al lobby ha sido abortado. No por decisión propia como anticipaba él a las pocas horas de difundirse la noticia. Ha sido por la escandalera promovida desde sus propias filas podemitas las que le han obligado a renunciar «para no perjudicar a mis compañeros», según sus falsas palabras.

La tocata y fuga protagonizada por Garzón es propia de un individuo intelectualmente muy endeble, que se ha comido a costa nuestra los buenos chuletones que tanto denigró y que hizo del juego privado su pim pam pum particular en un departamento falto de contenidos y de trabajo. Creo que el lobby de Pepiño no ha perdido nada con su renuncia y el sector se ha quitado de encima la presunta y futura colaboración de un tipo, por múltiples razones, absolutamente indeseable.

Carfama
Vid Commercial