Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Sin estridencias

23 de enero de 2024

Días atrás recalcamos la recomendación de Enric Sanahuja respeto a que los salones debían de hacer uso de la prudencia al encarar el futuro y con unas perspectivas de por medio complicadas. Otra voz muy autorizada, como es la de Juan Lacarra, pilar sólido de ANESAR, hacía un llamamiento a la unidad sectorial y recomendaba no provocar estridencias. Sabio consejo.

Prudencia y dejar de lado la estridencias. Son dos acertadas recetas que convendría no echar en saco roto. No por levantar en exceso la voz o hacer mucho ruido logra uno ser escuchado antes del que emplea un tono mesurado y no es amante del griterío. En éste sentido Juan Lacarra, profesional bien pertrechado y de comportamientos serios, viene dando cumplidas pruebas de que por la vía del trabajo realizado con discreción y sin alharacas suelen por lo general conseguirse mejores resultados que no mediante el recurso del ataque estentóreo a la administración que suele tomar buena nota de las salidas de tono.

Decía Lacarra que los salones en los últimos quince años han dado un salto cualitativo muy grande. Y hay que admitirlo y resaltarlo. Por que en oferta y posibilidad de servicios se avanzó en grado superlativo. Ante un panorama como el descrito por descontado que nunca debe renunciarse al paso adelante y a la consecución de mejoras. Este es un objetivo al que ningún empresario que se precie puede renunciar. Hay que ir en directo a la conquista de logros que garanticen el avance de los salones y del sector del juego en general. Pero conviene que la misión se proyecte y desarrolle con las líneas de actuación muy estudiadas y desprovistas de todo lo que signifique estrépito, bombardeo dialéctico, revolucionar el gallinero, llamar la atención. Con paso firme pero sin ruido se suele llegar al final del camino. El vocerío, molesta e irrita a cualquier hijo de vecino. Y no suele traer buenas consecuencias.

Vid Commercial