Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Saldrá el sol en Andalucía

18 de mayo de 2017

Parece que el momento está cerca. Y se palpa en el aire la expectación que conlleva toda víspera gozosa. Saldrá pronto el sol en Andalucía para alumbrar la puesta en escena de las apuestas. Que legarán con un retraso de años, demasiados, por la contumacia de las asociaciones en sellar acuerdos y la postura de verlas venir en una administración que contemplaba los toros desde la barrera. Sin dar un pase, ni de pecho, ni de nada. En Andalucía reinaba el quietismo entre un malestar empresarial que se veía relegado al furgón de cola de las apuestas.

Hasta que empuñó el timón del juego Antonio Miguel Cervera y puso el navío de las apuestas, y  de otras cuestiones dignas de ser activadas, rumbo a la meta de los ganadores. Y en ésas estamos, en la antesala de un pistoletazo de salida para una nueva oferta de juego a la que se aguarda como agua de mayo, nuca mejor dicho, por algunos que han soportado una larga época de sequía, hasta el extremo de abrasarse por no disponer del agua necesaria para salir a flote.

Existe un cierto clima de confianza en Andalucía en el ámbito del juego. Que comienza a concretarse con el anunciado desembarco de las apuestas y que necesariamente tendrá que completarse con una imprescindible puesta al día de todos los subsectores. Que han soportado una crisis de caballo por la recesión económica, la prohibición de fumar en sus locales y la sordera de la Junta ante las peticiones de renovación, de alicientes, de alegrar la cara de unos negocios entristecidos y sin empuje para remontar las dificultades, múltiples, que se oponían a su evolución.

Por eso un amanecer con un sol de oro reinando en lo alto y las apuestas jugándose en bingos, salones, casino y tiendas andaluzas permiten escribir el prólogo de una aventura que hay que confiar siga deparando en adelante frutos para el juego de la tierra. Que así sea.

 
Vid Commercial