Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Responsabilidad sí, pero todos

23 de febrero de 2024

Jamás había circulado tanto el concepto responsabilidad en el juego privado. Sus empresas han hecho del mismo un esforzado compromiso que se mantiene y acrecienta. Y para reafirmarse en ésa línea están poniendo a contribución medios económicos, tecnológicos y humanos. La industria tiene muy asumido el sentido de la responsabilidad social que se traduce en la adopción de medidas efectivas, en la puesta en funcionamiento de mecanismos de control que garantizan un disfrute del juego seguro y sin incidentes.

Este ejercicio de responsabilidad empresarial debería de completarse con otro en idéntica dirección por parte de las administraciones autonómicas. Sí, hay que apelar a la responsabilidad de los gobiernos llegada la hora de regular. Para que sus leyes, decretos y normas no nazcan contaminadas por criterios ideológicos contrarios a la actividad o por prejuicios carentes de la mínima solidez. Para que se haga uso de un tratamiento mínimamente objetivo respecto a las reglamentaciones de los distintos subsectores del juego que impidan, como está sucediendo en algunos territorios, el estrangulamiento económico de las empresas, su incapacidad manifiesta para salir adelante por la aplicación de unas medidas extremadamente restrictivas.

Por descontado que los gobiernos están en su derecho de exigir responsabilidad en el desarrollo de sus actuaciones a las empresas de la industria. Esta postura política que encuentra la mejor respuesta por parte del sector tiene que ir en paralelo con unos procedimientos administrativos de carácter objetivo y no represivo, que tengan en cuenta el análisis ponderado de las situaciones sectoriales y traten de flexibilizar aquéllas disposiciones que contribuyen al estrangulamiento de las empresas.

Debe llegarse a una responsabilidad común, que afecte por igual a administraciones y administrados. De no ser así el sector continuará siendo el gran perjudicado. El pagano de la historia. Responsabilidad: totalmente de acuerdo. Pero que la tengan todos. Y que tomen nota los que mandan, que sacan leyes manifiestamente mejorables.

Vid Commercial