Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Renglones torcidos

17 de diciembre de 2020

Ochenta años después de concluida la guerra civil española, que fue absolutamente incivil de un lado y otro, nunca en los últimos tiempos hasta hoy habíamos leído y escuchado tanto sobre sus avatares y desmanes. Lo que sucede es que los ahora empecinados en exhumar diversos capítulos de aquélla infausta tragedia lo hacen escribiendo con reglones torcidos. Sin ningún rasgo de objetividad histórica y con la intención evidente de criminalizar a unos y glorificar a los suyos. Han sacado del desván de la memoria páginas para el olvido, las de “las dos Españas que han de helarte el corazón”, y las han precocinado según su criterio sectario haciendo de la malhadada contienda fraticida un enfrentamiento entre buenos y malos, siendo los azules los causantes de todos los crímenes y desastres.

Esta visión distorsionada y partidista, generadora de odio y espíritu de revancha, ha ido calando en determinadas capas de la sociedad, sobre todo las más jóvenes que todo lo ignoran sobre lo acontecido ochenta años atras, y ha tomado cuerpo revivido en el parlamento, en la calle, en la familia. No se habla de política con sosiego y sin exclusiones previas. Lo que se hace es discutir sin razonar, gritar sin escuchar, convertir al otro en enemigo, utilizar el insulto como moneda de uso corriente. Y avivar el odio y la descalificación personal entre seres de una misma familia.

Esta escritura con reglones torcidos la personificó aquél infausto y pésimo presidente que fue José Luis Rodriguez Zapatero. Y lo han acabado de arreglar, a peor, el actual Pedro Sánchez y su enredador vice, Pablo Iglesias. Maestros ambos, con papeles definidos, en convertir el campo español en tierra de cizaña.

Vid Commercial