Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Rafael Catalá no renuncia a su pasado

23 de abril de 2018

He conocido a profesionales, políticos y funcionarios vinculados con el juego que al cesar en su actividad han tratado de disimular su pertenencia al sector. Han pasado página rápido y procurando evitar que se les identificara con el juego. Dando la impresión de sentirse avergonzados. Porque todavía hay personas que se acobardan ante los prejuicios y lo que puede pensar una sociedad farisaica que condena a su albedrío. Que establece distinciones entre lo que está bien y lo que no lo está. Y ahí al juego lo mete en el segundo grupo.

Junto a quienes les quema su pasado en el juego y lo obvian deliberadamente están los del lado contrario. Los que proclaman su pertenencia al mismo con orgullo. Los que no renuncian a su pasado. Y a éste grupo pertenece Rafael Catalá, ahora ministro de Justicia y antes de Fomento, que siempre ha tenido a gala haber trabajado en el juego. Como secretario general del consejo de CODERE, compañía en la que estuvo durante varios años dando muestras de su completa integración con el sector.

Recuerdo la presencia de Catalá en la noche conmemorativa del medio siglo de R. FRANCO. Sus palabras de afecto y reconocimiento al trabajo titánico desplegado por Joaquín y Jesús, y su propio compromiso con un sector al que se había entregado con ilusión y ganas de contribuir a la conquista de nuevas metas.

Rafael Catalá es de los pocos ministros del actual gabinete que han trabajado en la empresa privada. Y en su curriculum figuran su puesto de gerente del hospital Ramón y Cajal de Madrid y el desempeñado en CODERE entre otros cometidos. No cabe duda de que con Catalá hablamos de uno de los nuestros. De los que dan brillo y prestancia a la industria del juego.

Zitrogames
Carfama
Vid Commercial