Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

País singular

18 de enero de 2021

Vivimos en un país singular, distinto del resto de los europeos, donde se producen estampas políticas inimaginables en otras latitudes, un poco más serias, más cuajadas en el desarrollo y ejercicio de los métodos democráticos y en el estilo, actitudes y comportamientos de aquéllos que asumieron la representatividad de los ciudadanos. Que siempre entendimos, al menos los que peinamos muchas canas o se nos cayó el pelo, que debían de ser caballeros pulcros, educados, de comportamientos corteses y actitudes razonadas y conciliadoras. Y si gustaban de la estética elegante, mejor que mejor. Pero como somos anticuados y vivimos en una galaxia fenecida eso queda para el recuerdo de los pelmas nostálgicos.

Volviendo a lo de vivir en un país singular ya me dirán si no lo es éste que habitamos. Donde un día sí y otro también el vicepresidente del gobierno que juró lealtad al Rey le sopla la badana al monarca. Donde los ministros de éste andoba, como no tienen trabajo y se aburren, se dedican a poner a parir a parte de sus compañeros del consejo. Y en medio de éste batiburrillo cotidiano localizamos a un presidente amnésico, que no se acuerda de las mentiras que contó y las continúa prodigando con toda su jeta. Y con un ministro puesto al frente de una pandemia cuya gestión ha sido catastrófica y que, en función de los éxitos derivados de la misma, es promovido a candidato a presidente de una Comunidad. ¿ Los méritos contraídos ? Que es serio, educado y no crispa. Podríamos continuar pero lo haríamos muy largo. ¿ Estamos o no en un país singular ? Ustedes dirán.

Vid Commercial