Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Paco Pallás, amigo

18 de febrero de 2022

Hay gentes del juego, no demasiadas ésa es la verdad, con la que desde los primeros contactos tuve eso que se llama química, proximidad, calidez y que según discurre el tiempo se transforma en un sentido de la amistad sólido y profundo. Una de ésas personas, de las que hago de la amistad palabra mayor, es Paco Pallás Sanchis, el virrey de Xativa y su entorno que me ha distinguido por su parte con la reciprocidad del que suele mostrarse fiel a sus afectos.

Conozco a Paco desde hace más de cuatro décadas que ya es tiempo y ya son páginas para contar y escribir. Que las hay y múltiples. Persona puente para que nuestra relación fructificara y se hiciera firme fue el nunca olvidado Pepe Marqués, cuyo recuerdo llevo muy adentro, y que hizo que nuestro trato madurara y diera sus frutos. Le acompañé muy de cerca en las varias fases de su aventura asociativa, en las que Paco puso de relieve su tenacidad para darle al juego, y al recreativo muy en particular, visibilidad y rango empresarial algo de lo que estaba necesitado el sector. Y en aguas tan turbulentas como suelen ser las asociativas apostó por el diálogo y el consenso en todos los frentes en los que intervino.

Paco Pallás es uno de los grandes del juego valenciano. Y lo es, más allá de la importancia notable de su firma, RECREATIVOS SAETABIS, que comparte con el bueno de su hermano Teo, por su acendrado espíritu empresarial que ha sabido estar a las verdes y maduras, por su afán puesto al servicio de la dignificación del juego y sus profesionales, por querer elevar el listón del recreativo y su imagen en cuanto a seriedad y responsabilidad se refiere. Y en mi caso, por hacer honor a la palabra amigo por espacio de cuarenta años.   

Vid Commercial