Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

ONCE responsable, el resto no

9 de febrero de 2024

CERMI ( Comité Español de Representantes de Personas Discapacitadas ), en el que supongo que la ONCE tendrá alguna influencia, se ha dirigido airadamente a la Junta de Castilla y León para mostrar su disconformidad en que se dé idéntico tratamiento en la futura Ley del Juego a la ONCE que a los empresarios del juego privado. Y dice al respecto: «No se hace distinción entre el juego público y social, seguro y responsable comercializado por la ONCE, del juego desarrollado por otros operadores privados, tales como casas de apuestas, casinos, máquinas etc,».

Los dardos lanzados por CERMI con el asesoramiento y beneplácito de la ONCE son muy elocuentes: Aquí los únicos decentes y fiables son la ONCE con el acompañamiento de SELAE y el resto de los juegos «no sociales” pueden inscribirse en el apartado de los trileros, los ventajistas y los nada recomendables. Esto es lo que vienen a insinuar los tipos de CERMI en perfecta y asquerosa sintonía con ONCE.

La Organización Nacional de Ciegos se ha convertido en una mafia insaciable que no sólo quiere ganar mercado a coste de las tretas que hagan falta e invirtiendo cientos de millones en su propaganda, es que además lo hace utilizando prácticas gansteriles. Que pasan por echar mierda de continuo sobre los juegos privados, cuestionando sus comportamientos e insinuando su carencia de responsabilidad.

Es hora de cantarle las cuarenta a la ONCE. Que no duda en vender sus rascas donde sea y a quién sea, sin discernir si son menores o no. Que invade con sus vendedores todos los espacios públicos por la cara, donde funcionan juegos privados sometidos a control y fiscalidad. Una ONCE mafiosa y altanera, que no admite competencias y que hace demasiado tiempo que se comporta como una organización peligrosa que atenta contra la economía de libre mercado. ¿ Hasta cuando se permitirán sus desmanes ?.

Vid Commercial