Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Ocio seguro y profesionalidad

20 de septiembre de 2022

A la vista de determinadas actitudes políticas que no cesan en su acoso a los salones el subsector está respondiendo con hechos. Ejercitando su sentido de la responsabilidad empresarial y potenciando la profesionalidad de sus empleados. En los salones se extreman cala día con mayor rigor los controles de acceso y se realizan inversiones para garantizar al público un disfrute de ocio seguro. Y se intensifican las acciones formativas para que sus empleados estén en la mejor disposición para actuar y dar la respuesta adecuada cuando la ocasión lo demande.

En ambos casos éstas acciones representan un desembolso económico que los salones asumen con el objetivo puesto en reforzar la imagen de sus locales como centros de entretenimiento y diversión atendidos por personal cualificado que contribuye al buen ambiente y la seguridad del establecimiento. Todo ello muy alejado del estereotipo de cine negro que divulgan algunas agrupaciones políticas y sus entidades afines.

En su afán por dotar al salón de una estampa de normalidad que responde a la regla habitual se insiste en los programas de formación continua. Y en ésa línea se dota a los empleados de los conocimientos técnicos precisos  y las herramientas necesarias para saber enfocar y solventar cualquier hecho delictivo que pueda producirse en el establecimiento y que, como en cualquier otro local público, suele ser una excepción.       El salón redobla sus esfuerzos para seguir ofertando ocio seguro y profesionalidad.

Y entretanto no faltan las descalificaciones políticas fruto del veneno de quienes no cesan de destilar mala baba y jugar al infundio, al ataque a la empresa, sea del color que sea.

Zitrogames
Carfama
Vid Commercial