Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

No lo entiendo

29 de septiembre de 2020

Por muchas vueltas que le doy no lo entiendo. Intento comprenderlo pero no acaba de entrarme en la cabeza. Trato de autoengañarme y pensar que esto es normal pero caigo en la cuenta de que no lo es. Me explico: vivo en un país llamado España que ha presumido de ser una nación libre, democrática, seria y responsable, al menos durante los últimos cuarenta años. Y de pronto asisto atónito y con mi capacidad de sorpresa sobrepasada a hechos absolutamente delirantes, impropios de quién se proclama potencia europea.

Resulta que hay un ministro del gobierno, que ha prometido lealtad al Rey que acusa al Jefe del Estado de maniobrar para cargarse al ejecutivo. Y a continuación sale el vicepresidente del mismo gobierno, que creo que también se comprometió a no ser desleal con el residente en la Zarzuela, que demanda neutralidad al depositario de la Corona porque éste hizo una llamada telefónica de cortesía.

Lo tremendo, amigos míos, lo que no entiendo es que tras éstos ataques furibundos contra el Rey y la institución que representa aquí no pasa absolutamente nada. Se aceptan como válidos, y además se enaltecen, los desplantes y humillaciones al Rey, las amenazas a la derecha “que no gobernará nunca”, las mentiras sanitarias sobre el Covid-19, las tropelías continuadas de los nacionalistas, el plan de acoso y derribo contra Madrid, las barrabasadas de algunos jueces y fiscales, la invasión de los okupas. ¿ Sigo ? Es inútil porque más de medio país está anestesiado por las grandes cadenas televisivas y aquí nadie dice ni mu.

Pese a todo sigo sin entenderlo. No entiendo que como país nos hallamos podido degradar tanto en tan poco tiempo, siendo invitados por la banda de desalmados que nos gobiernan al retorno a las trincheras, al guerracivilismo, al terrible encono social que no barrunta nada bueno, De verdad, no lo entiendo. Y lo peor, no pasa nada.   

Vid Commercial