Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Malos vientos para Cataluña

15 de mayo de 2018

Antes eran vientos ásperos, desagradables. Ahora se han recrudecido y amenazan con hacer la vida más incómoda a miles de ciudadanos de Cataluña. Los que comulgan con el pensamiento único. Los que no están atrapados en las redes del cerrilismo excluyente. Los que no quieren someterse al espíritu aldeano que todo lo impregna y politiza.

La situación política que vive Cataluña, que está cada vez más lejos de encontrar una solución sensata y ordenada, que devuelva la normalidad institucional a quienes la gobiernan, tiene su fiel radiografía en el juego. Un sector que lleva años sometido a una parálisis regulatoria, que por descontado se ha mantenido con la aplicación del 155, y que todo apunta a que persistirá en la nueva etapa que acaba de iniciarse bajo la presidencia del honorable Quim Torra, mayordomo del fugado residente en Berlín.

A los consellers que gobiernen, es decir, con don Quim no les va a dar tiempo para ocuparse de temas menores. Como pueden ser los pacientes que esperan y desesperan en las colas de los hospitales. O los parados que no encuentran curro. O los hoteles con habitaciones vacías. O las empresas que están en fuga. Eso son historias inventadas por los fachas españoles.

Y ellos a lo que importa: hacienda catalana, procés arriba y abajo, apertura de embajadas y griterío para internacionalizar el denominado conflicto.

Y el juego, eso ni se toma en consideración por los independentistas, ya saben: resignándose al sueño de la paralización, del aquí nada se mueve y dando gracias de no ir a peor. Pobrecita Cataluña, quien te ha visto y quien te ve.Victima inocente de una pandilla descerebrados.

Vid Commercial