Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Los salones de Aragón fuera de juego

11 de mayo de 2018

Es legítimo que AESA, que representa los intereses de los salones de Aragón, defienda con uñas y dientes su subsector y esté metido de lleno en la divulgación de sus reivindicaciones. Que se suceden un día sí y otro también. Nada que objetar, salvo que no se puede estar machacando sobre los mismos temas todos los días de la semana.

Digo que me parece perfecto que AESA solicite ampliaciones de horarios para los salones y lo que estime necesario para la potenciación de sus negocios. Porque todos sabemos aquello de que por pedir que no quede. Pero resultaría mucho más aseado y elegante que no aprovecharan la exposición de sus peticiones de mejora para echar mierda sobre los bingos. No es de recibo airear públicamente unas aspiraciones sectoriales dejando caer, de paso, que hay que intensificar la inspección de máquinas de los bingos.

Pues una delación de semejante calibre, que desconozco a que viene ni a que responde, es bajuna y maliciosa y en última instancia resultará perjudicial para todo el juego de Aragón, salones incluídos.

Mal asunto se plantea cuando un subsector pretende avanzar a costa de hacer daño o propinar golpes bajos al que tiene al lado. Denota de entrada estrechez de miras y desconocer que al encender focos alarmistas de los presuntos competidores estás propiciando que te llegue su fuego. En ése sentido, los salones de AESA se han quedado un poco, o un mucho, fuera de juego.

Vid Commercial