Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Los platos rotos

22 de diciembre de 2021

Estamos asistiendo a un rebrote de la pandemia. Y de inmediato se recrudecen las alarmas y saltan los miedos alentados por unos medios informativos muy dados a la truculencia y el morbo. Unos medios de natural propensos a sembrar la inquietud y fomentar la psicosis colectiva. Y en ésas estamos.

Con el retorno del fantasma del Covid-19 que creíamos haber metido en el baúl de los malos recuerdos vuelve el alarmismo. Justificado o no según situaciones y territorios. Y de inmediato uno de los paganos de los platos rotos es la hostelería. Se multiplican las llamadas a la prudencia, no faltan las exageraciones sobre sus efectos y caen con estrépito las reservas de comidas de empresa navideña, las citas familiares en los restaurantes en unas fechas cruciales para el sector.

A ésta caída en cascada de la actividad hostelera hay que añadir el daño y engorro causados por la exigencia del pasaporte Covid, otro golpe bajo propinado a la hostelería, y extensible en determinados territorios al juego, que ha frenado la marcha de los negocios. Y mientras quedan exentos otros sectores que registran mayores concentraciones de personal. Lo cierto es que a propósito de la pandemia se está produciendo una verdadera cacería en contra de la hostelería, destinada a cobrarse las piezas de muchos pequeños negocios familiares que ya se han venido abajo por culpa de unas medidas claramente discriminatorias y poco o nada justificadas. Y que no nos salgan con monsergas probatorias que ni existen ni son creíbles.

Vid Commercial