Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Los de siempre

16 de mayo de 2022

En las mesas de debate y foros de opinión que promueve el sector se repite con mucha frecuencia la presencia de los mismos personajes. Que son destacados profesionales que no admiten objeciones en cuanto a sus conocimientos de los temas a abordar pero que tampoco está de más ir cambiando y abrir las puertas a criterios nuevos. Patrimonializar la visión del juego y su problemática en un círculo reducido de representantes, por muy capacitados que estén para ejercer su labor, significa reducir el ámbito de las ideas, del cruce de pareceres y de las controversias que siempre resulta deseable llegado el momento de analizar y debatir la realidad sectorial.

Pienso que en ésta cuestión, que reviste una extraordinaria importancia a la hora de evaluar, extraer conclusiones y hacer autocrítica la industria del juego ha pecado siempre de endogámica. Ha sido reacia a la apertura de aportaciones que pueden ser interesantes de cara a la proyección social y defensa del sector vista desde ángulos distintos a los habituales y por gentes incluso ajenas a la actividad si bien con una preparación y conocimientos muy sólidos.

Pulsar otras opiniones, tantear propuestas distintas, invitar a la participación a voces nuevas que están en la industria y no han aflorado todavía pese a su preparación y conocimientos sería una forma de ampliar la visualización de una panorámica empresarial y de sus posibilidades de mejora, de percepción ciudadana y de avance. Detenerte en la lectura de programas elaborados para el estudio y defensa del sector con repetición de intervinientes, por muy cargados de experiencia que estén, es un síntoma de reduccionismo intelectual que convendría corregir. Sencillamente por el bien de la industria.

ANESAR imprimiÓ un cierto giro en este sentido con ocasión de su cuarenta aniversario invitando a caras nuevas. Medida conveniente y saludable que hay que recibir con agrado por cuanto tiene de novedoso.

Vid Commercial