Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Los clandestinos

22 de enero de 2024

De nuevo, y cansa por el hecho de ser noticias muy reiterativas, salta la información de que en El Cuervo (Sevilla) se desmanteló un casino clandestino. En el que incluso había menores de edad y testimonio de consumo de sustancias estupefacientes. Como puede comprobarse el cuadro no tiene desperdicio y reúne en su pintura todos los colores para ser objeto de un muy duro escarmiento penal a sus artífices.

Digo que el conocimiento público de hechos de ésta naturaleza, que en Andalucía suelen prodigarse, aburre por que sale a la luz pero suele quedarse ahí sin mayor trascendencia. Ni sirve como escarmiento, ni parece que influye en el ánimo de quienes se dedican al pirateo del juego. Y ésto es así por la sencilla razón de que la tipificación del delito deja unas detenciones en meros apercibimientos o sanciones que se saldan con penas menores y que permiten a los acusados persistir en sus funciones fraudulentas que no encuentran, ni de lejos, el castigo carcelario que sería de justa aplicación.

Hay laxitud por imperativo de la justicia existente en éste capítulo con quienes trasgreden las leyes. Y el caso que hoy relatamos con menores y drogas de por medio es tan escandaloso como punitivo. Y aquí no pasa casi nada. Y luego tenemos el hecho de un bingo, salón o casino en los que cualquier pequeño incidente se magnifica aplicándose para ello las correspondientes sanciones, que en algunas circunstancias se pasan de la raya.

O sea que leña de la dura para quién comete un desliz desprovisto de trascendencia y, como quién dice, salida de rositas, pese a la gravedad de los hechos denunciados por los efectivos policiales, para los que se ciscan con la ley y perpetran las mayores tropelías. Vivir para ver.

Vid Commercial