Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Las orquestación del vandalismo

30 de enero de 2019

En diversos puntos de España los salones están siendo objeto de actos vandálicos. Que pintan las fachadas, vierten amenazas cuando no provocan destrozos. Todo como consecuencia de campañas denigratorias perfectamente orquestadas por grupos políticos cuya finalidad no es otra que la desestabilización social, la convulsión ciudadana a toda costa, el derribo de unas normas de convivencia que generan crispación y enfrentamiento. Porque ése y no otro es el objetivo que se persigue por quienes tratan de quebrar la paz social y pescar en rio revuelto.

La mecha se prende en cualquier sitio y lo que se pretende es que estalle y haga mucho ruido. Y para ello de orquesta, con meticulosa preparación y con intérpretes avezados en la materia, el concierto del vandalismo. Que puede hacerse oír contra los salones y, salvando las lógicas distancias, los vehículos de transporte concertado (VTC); los taxistas que quieren trabajar y no les dejan; los que les gustan los toros y son diana de insultos y agresiones y a los que les parten la cara por no comulgar con el independentismo.

Son unos pocos ejemplos, el tema da para muchos más, del clima de intolerancia que se cuece día a día, de la manipulación asquerosa de sentimientos y emociones al que asistimos sin percatarnos de su gravedad. De la tremenda y nefasta labor que vienen desarrollando los que aspiran hacer del caos la plataforma de su asalto al poder. Y mientras llega la oportunidad, tocando un día sí y otro también, la sinfonía del vandalismo. Es su especialidad.

Vid Commercial