Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

La mujer y el juego

13 de marzo de 2018

La semana pasada vivimos la jornada reivindicativa de la mujer. Que aspira en su equiparación al hombre en todos los ámbitos. Aspiración respetable que apoyo sin reservas. Pero eso no significa compartir una ofensiva feminista con mucho tufo político detrás, con demasiado oportunismo y demagogia de andar por casa, a la que se sumaron con tanto ahínco como desmesura los que siempre se apuntan a la pesca en río revuelto. En ésta lucha en defensa de la mujer y sus derechos, que es legítima y acreedora del respaldo general, hay que dejar el grano y quitar la paja. Y paja hubo para dar y vender en forma de soflamas de signo político interesado y en manifestaciones más folclóricas que centradas en planteamientos formales.

Nuestra revista dedicó un reportaje para visualizar la influencia de la mujer en los puestos de mando del juego. Que quizás no se ha producido todavía con el peso y la medida deseada pero que es indiscutible que va ganando peso y notoriedad. Y citábamos los casos de mis queridas Manuela Jimenez y María José Gallardo, y de Isabel Rodríguez, Lorena Giner, Mónica Palomares, Yolanda Barqueros y otras que se nos quedaron en el tintero y que están aportando un nuevo rostro al sector. Con los suficientes conocimientos y sensibilidad como para infundir renovados bríos a la actividad.

Bienvenida la mujer a la cúspide del juego y de cualquier otro estamento. Pero ello no implica que tengan que gustarme las carnavaladas feministas teledirigidas por quienes han hecho de la agitación callejera su modus vivendi o su renta para vivir de la política.

Zitrogames
Carfama
Vid Commercial