Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

La esencia que se va perdiendo

15 de mayo de 2018

La historia del juego en España, ha tenido, desde su inicio, unos protagonistas; un puñado de audaces que impulsaron la actividad a golpes de trabajo, arrojo e improvisación. Y algunos de cuyos nombres han escrito, a lo largo de cuarenta años, las páginas cruciales del desarrollo del sector, su mayoría de edad y su consolidación plena como actividad empresarial equiparables a cualquier otra rama.

Cuatro décadas es un período de tiempo lo suficientemente dilatado como para haber perdido en el camino a varios de sus hombres fundamentales. Que fueron pilares sobre los que hoy descansa la industria del juego español. Unos por ver truncada su existencia y otros por abandono voluntario del sector han ido dejando unos huecos, un vacío muy difícil de cubrir.

La realidad, marcada por la ley inexorable de la vida, ha ido abriendo etapas nuevas y proporcionando un imparable relevo generacional. Y el resultado de las transformaciones y cambios que vienen operándose, y que están siendo protagonizadas por gentes mucho mejor preparadas que sus antecesores, representa, quiérase o no, la pérdida de una esencia y hasta si me apuran de una épica que ya pertenece al pasado y que aviva, en gentes como yo, un cierto regusto de melancolía. No dudo que hay profesionales perfectamente dotados que están cogiendo las riendas del sector. Pero aquél espíritu guerrero e indomable, aquella entrega y dedicación que desplegaron los pioneros, forma parte de la historia. Y sintetiza la pérdida de ésa esencia que dio carácter y singularidad al sector.

Vid Commercial