Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Jugar con fuego

18 de febrero de 2020

Se está jugando con fuego en torno al proyecto de Ley del Juego de la Comunidad Valenciana. Y lo digo porque desde el plano de la actuación política de los distintos partidos, y de manera primordial del tripartito que gobierna la Generalitat, se esta jugando con exceso de ligereza a la desproporción y el disparate, al lanzamiento de medidas que pretenden superarse entre sí para comprobar, y medir, cual es la que entraña mayor carga restrictiva.

Asistimos a un ejercicio político consistente en comprobar que grupo coarta más el campo de actuación del juego. Quién coloca la enmienda más atrevida, alocada y jurídicamente cuestionable. Y todo éste andamiaje se levanta en base a una campaña de descrédito del juego, con grandes dosis de intoxicación de por medio, de la que los partidos pretenden sacar crédito. Esta es la situación y éste el espectáculo al que estamos asistiendo como espectadores alucinados.

Son muchas y graves las consecuencias que pueden derivarse del proyecto si los grupos políticos no dejan de superarse entre ellos en cuanto a ligereza y frivolidad, en cuanto a desmesura y falta de objetividad. El juego reclama seguridad, responsabilidad y control. Algo que toda la industria suscribe. Pero de ahí a medidas de corte dictatorial y carentes de justificación hay un trecho abismal. Por ello, y por los resultados que depararía, sería más que recomendable no jugar con fuego. Porque habría partidos que saldrían abrasados de la aventura.

Vid Commercial