Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Juan Espinosa

24 de septiembre de 2019

Decía ANESAR en su comunicado de ayer sobre los reguladores que es importante que acudan a los foros del sector para poder pulsar de una manera directa la situación que se vive y asomarse a la realidad. Estas comparecencias son positivas porque fomentan el diálogo entre administraciones y empresarios, estrechan lazos de conocimiento y ayudan a establecer contactos que van más allá de formulismos o rigideces protocolarias. Estos encuentros cultivan el factor humano, acercan a la verdadera cara de las personas.

Como reconocía ANDEMAR éste salir del despacho por parte de los reguladores es de agradecer por cuanto denota interés y compromiso con la función ejercida. Y por descontado que no todos los directores generales se muestran dispuestos a renunciar a la comodidad y optan por atender, cuando lo estiman conveniente, desde el sillón de su oficina. Hemos conocido y padecido casos de reguladores que han girado la cara al sector y no han aparecido en ninguna de sus convocatorias públicas.
Por ello las asociaciones empresariales deben cerrar filas en apoyo a aquéllos miembros de las administraciones que están junto a ellos con el frío y el calor, con bonanza o tempestad. Juan Espinosa es uno de ellos y no habría estado de más que hubieran surgido más voces solidarias ante la brutalidad de unos ataques destinados a segarle la hierba y apartarle del cargo.

Vid Commercial