Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Inmaculada, inquietud elogiable

28 de febrero de 2024

Los últimos directores generales de Tributos y Juego de la Comunidad Valenciana se distinguieron particularmente por vivir de espaldas al sector. No mantuvieron relaciones con los empresarios, ni acudieron a los eventos destacados que anualmente se organizan. Tampoco se mostraron muy propicios a entablar relaciones fluidas con la mayoría de reguladores. La nota predominante en su gestión se caracterizó por una actitud huidiza hacia el juego y sus protagonistas. Que a lo mejor constituía una demostración palpable de su aversión hacia la actividad.

El reverso de la medalla lo está siendo Inmaculada Domínguez Calomarde. La nueva directora general de Tributos y Juego a pesar de estar poco tiempo en el desempeño de su función viene mostrando una inquietud elogiable por estar en una primera línea del juego. Por acudir a las convocatorias importantes que se celebran, por sumarse a la presencia de sus compañeros en los eventos que se organizan y por estrechar lazos con los representantes de asociaciones y empresarios.

El cambio operado en éste sentido ha sido de proporciones más que considerables, máxime si tenemos en cuenta que sus antecesores en el puesto no albergaron el menor interés en acudir a las citas sectoriales y sus encuentros con las asociaciones se caracterizaron por su dilación en el tiempo.

La actitud mostrada hasta ahora por Inmaculada Domínguez está siendo valorada positivamente por el sector. Que la ve comprometida con su cometido en materia de juego y, sobre todo, que la percibe cercana y propicia al diálogo y al prestar oídos y atención a los problemas de los distintos subsectores. Existe por tanto de entrada un motivo de confianza derivada de las muestras que está dando Domínguez en su propósito de adentrarse en los temas del juego para poder opinar y decidir con autoridad sobre los asuntos que dependen de su decisión. Transformación en positivo se llama eso.

Carfama
Vid Commercial