Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Ignorar las estupideces

11 de diciembre de 2018

Lo que sucede con los grupos políticos de extrema izquierda es que están de permanente actualidad porque les damos cancha, altavoz amplificado y cobertura mediática continua. Cualquier declaración por inconsistente o peregrina que sea, encuentra de inmediato eco. Que es en definitiva lo que persiguen gentes que viven y medran del titular, de la llamada escandalosa y la propensión a lo hiperbólico.

Trasladadas éstas pautas de actuación al juego, nos encontramos in día sí y otro también con la estupidez de turno, con la denuncia carente de rigor cuando no falsa; con la propuesta que denota tanto desconocimiento como voluntad retorcida y sobrante de bilis y veneno. Lo más triste del caso es que perdemos lastimosamente el tiempo dando difusión a manifestaciones que en ocasiones no superan la barrera de la gilipollez ni responden el más elemental de los análisis. Son prueba palmaria de una evidente indigencia mental maquillada de verborrea política muy anacrónica.

Lo más higiénico y recomendable sería huir de ésta farfolla, pasar olímpicamente, no caer en trampas tan facilonas. Pero ni por ésas. Ahí estamos día tras día brindándoles cobertura y haciéndoles el juego a unos tipos que no tienen ni pajolera idea, si es que tienen alguna, del asunto. Y cuando se ocupan de él, lo hacen por norma, para jugar sucio.

Vid Commercial