Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Garzón campeón

25 de febrero de 2020

El gobierno que preside Pedro Sánchez lleva dos meses ejerciendo. Algunos de sus ministros más que ejercer exhiben el cargo, figuran, hablan a los medios. Y excepto la vicepresidenta primera y el vice segundo nadie está alcanzando más notoriedad que Alberto Garzón. Titular de un departamento reducido, anteriormente secretaría de estado, ha tenido la habilidad de coger el tema del juego, adscrito a su gabinete para darle un poco de trabajo y justificar su nombramiento, y no ha parado desde que aterrizó en Consumo. No ha parado, digo, de convocar ruedas de prensa, que van cuatro en pocos días, aparecer en televisiones y mostrar de paso lo que ha ganado en sentido de la moda, en porte distinguido, con sus trajes impecables y la corbata de la que ya no se apea.

Garzón está ganando de largo el campeonato de la notoriedad ministerial. El juego entra dentro de sus escasas competencias y parece dispuesto a exprimirlo al máximo. Su gestión no puede ir mucho más allá de la ley reguladora de la publicidad, y de activar una conferencia sectorial tradicionalmente ineficaz. Pero persistirá en el juego porque no tiene más faena y porque, en vista de la psicosis artificial creada, es un arma política rentable.

Cuestión aparte es que el proyecto presentado por Garzón decepcione a unos, sus amigos los rehabilitados, y cabree a otros. Que se quede corto en unos términos y se pase en otros. Que no sea tan fiero como anticipaba o jorobe más de la cuenta. Al final de la historieta, Garzón campeón.

Vid Commercial