Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Fernando y sus grandes sorpresas

11 de abril de 2024

Acudí a la cita de CEJ en Valencia con ánimo de tomar unas notas para algún artículo y reencontrarme con gente a la que aprecio. No esperaba la emocionante sorpresa que me tenía reservada Fernando Luis Henar, sí bien tengo que anticipar que no ha sido la primera. Recuerdo una noche en Bruselas, cuando se constituyó EUBINGO en el que Fernando y otros directivos de CEJ me cantaron de pronto el cumpleaños feliz con tarta incluida que tuvo la capacidad de conmoverme hasta erizarme la piel. Son momentos que permanecen solidamente instalados en el recuerdo y sirven para rememorar instantes que no se borran del pensamiento.

La última gran sorpresa de Fernando, y de sus directivos de CEJ, me pilló literalmente en cueros. Tengo que reconocer que el homenaje que me tributó el bingo español ha sido uno de los instantes más felices que he vivido en los últimos años. Por las palabras pronunciadas por Fernando, hermosas palabras que me consta eran sentidas y sinceras, por el cálido aplauso tan sostenido que recibí de la totalidad de los asistentes y por el reconocimiento a una labor profesional desarrollada durante muchos años y que ha girado, en la mayoría de los casos, sobre la órbita del bingo, sus circunstancies, sus problemas y la figura de sus empresarios.

Uno es consciente de que está viajando en el penúltimo tren de la vida. Y por razón tan poderosa actos de afecto tan entrañables como el acontecido en la reunión de CEJ tienen la virtud de insuflarte renovados bríos, de estimularte para proseguir con la tarea diaria que no es otra que ser cronista del juego día a día. Y en particular del bingo, del que por vocación y convicción siempre me sentí uno de los suyos. Fernando, amigo, una sorpresa de ése calibre se anticipa aunque sea sin dar excesivas pistas, puesto que no hacerlo y a una edad avanzada como la mía se corre el riesgo de provocar un patatús emocional. Por suerte no fue así e impero la alegría. De corazón, a Fernando y al bingo español el testimonio de mi gratitud infinita.

Vid Commercial