Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Fanatismos

9 de julio de 2021

Oigo decir a un diputado del PNV que en el caso que hubieran llegado a la final del europeo de fútbol España e Inglaterra sus preferencias de victoria estaban del lado británico. Y me entero de que un monitor de un centro docente de Cataluña expulsó a un chavalín por llevar la camiseta de España, su país.

Son dos fogonazos informativos, entre los cientos de idéntico sesgo que se producen cotidianamente, que ilustran sobre el grado de fanatismo y de esclerosis mental al que han llegado muchos nacionalistas de espíritu aldeano cuyo rasgo personal predominante es su odio hacia lo español, su repudio enconado a la tierra común, de todos los españoles, que les vio nacer.

Actitudes como las comentadas no son, desgraciadamente, la excepción de la regla. Suelen prodigarse y florecer un día y el siguiente. Son moneda de uso corriente en Cataluña y País Vasco. Y hacen muy complicada la existencia de aquéllos que, simplemente, no se avienen a comulgar con las tesis separatistas, con el agravio hacia lo español.

Me atrevo con éstas disquisiciones cuando nunca hasta hoy ni el País Vasco ni Cataluña habían gozado de mayores prebendas ni más capacidad de autogobierno. Ni contaron con un gobierno y un estado tan genuflexo ante sus exigencias. Y la respuesta de los que mandan en ambos territorios ya la conocen: desplantes, chulería y odio al español. Y el gobierno anunciando reencuentros idílicos. Que vergüenza.

Vid Commercial