Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

España es diferente

28 de octubre de 2020

¿ Se acuerdan cuando cuatro meses atrás el señor presidente del gobierno, siempre encantado de haberse conocido, se metió en nuestros hogares para largarnos uno de sus sermones y decirnos, exultante, aquélla estupidez publicitaria de que íbamos a la “nueva normalidad”. Y nos invitó a salir a la calle, a disfrutar del bar y los amigos y a celebrar la buena nueva por todo lo alto.

Pasamos a la segunda secuencia. Hace tres días el mismo presidente, que todavía está en el cargo aunque parezca extraño, nos dedicó otro sermón, por suerte más breve que los habituales, para anunciarnos, sin pestañear, un estado de alarma de seis meses. Nada menos que seis meses. Lanzó el mensaje y no tuvo ni el detalle de pedir disculpas, de hacer autocrítica por una gestión pésima. No se le vio ni el menor gesto de contrición ni nada que se le parezca. Este es un presidente tocado por los dioses al que nadie debe osar hacerle reproche alguno.

No hemos sabido contar los muertos de la pandemia, nos han mentido, engañado y mareado. Ahora pretenden meternos en un estado de alarma de seis meses, que nos recorta las libertades, los bolsillos, las relaciones familiares y sociales, que hunde a miles de empresas y borra del mapa laboral miles de puestos de trabajo. ¿ Y con un panorama apocalíptico como el descrito el señor presidente del gobierno, muy pagado de sí mismo, y su corte de rojos palmeros, pueden seguir al frente del país como si no sucediera absolutamente nada ? La frase se inventó en tiempos de Franco, época en la que aunque parezca raro, había gente con talento, con ideas y con chispa. Y de ahí salió lo de “España es diferente”. Pues eso.

Vid Commercial