Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

El juego como apéndice

4 de julio de 2019

El juego como tal es tratado en los órganos de la administración casi siempre como apéndice. En la mayoría de los casos da la impresión de que no posee la entidad suficiente para desempeñar de hecho una dirección general. Y han sido escasas las destinadas exclusivamente a éste menester, casi siempre compartido con tributos o algo similar.

Este segundo plano del juego en los gobiernos, del que por lo general se encarga el tercer escalón de la administración, no se corresponde en absoluto con los niveles de ingresos que depara a las arcas públicas. Sólo en atención al volumen recaudatorio, el juego demanda no aparecer tan oscurecido, tan poco visible, tan empequeñecido. Un poquito más de relevancia no le vendría mal, si bien ya saben aquí también juega la doble moral y del juego está bien poner la mano para cobrar y taparle el rostro para que no trascienda su imagen.

Lo último, en clave de humor, es lo de Baleares. La consejería de Transición Económica y Sectores Productivos, toma castaña, asume las competencias del juego. Originales son los tíos, ¿no les parece?.

Vid Commercial