Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

¿Dónde están las voces asociativas ante la brutal campaña contra salones y apuestas?

3 de octubre de 2018

Hasta el diario El País, mediante la publicación de un reportaje con titular ilustrativo “Las Vegas en Vallecas” y a través de un editorial de trazo maniqueo y argumentos tan endebles como demagógicos, se ha sumado a la brutal campaña desplegada fundamentalmente contra salones y despachos de apuestas que tienen como objetivo el juego en general. Una campaña de vasto alcance, que se ha propagado  por el efecto contagio en varias autonomías y que está diseñada y alentada por agrupaciones políticas de extrema izquierda a las que les hacen el juego, nunca mejor dicho, entidades y colectivos afines, asociaciones de ludópatas en rehabilitación y los medios generalistas que no dudan en echar leña a la hoguera con titulares escandalosos e informaciones plagadas de tendenciosidad que pasan inexorablemente por los filtros de la manipulación mas descarda grosera.

Ante semejante situación se escuchan las voces de políticos, concejales, representantes vecinales, amas de casa, psicólogos, maestros y todo aquél que tenga una declaración condenatoria del juego, sus lacras y sus efectos perniciosos sobre la sociedad. ¿Y donde quedan las voces de los atacados, de los afectados? Están afónicas o mas bien mudas. Las agrupaciones con peso empresarial callan y esperan que la tormenta amaine y cesen los rayos y truenos. No alzan la voz porque dan la batalla por perdida. Que en la mayoría de los casos está, pues influye mas un titular llamativo, aunque sea falso, que una opinión razonada que se pierde en la vorágine informativa.

Pero esta realidad no obliga necesariamente a hincar la rodilla. A soportar toda la mierda que quieren echar sobre el sector. Habrá que tratar de hacerse oír, de diseñar estrategias de defensa, en coordinación incluso con las administraciones – si bien éstas no son propicias a mojarse en este sentido – de intentar por lo menos, desmontar tantas mentiras e insidia como se está volcando sobre salones y apuestas. ¿Se escuchará alguna voz alta y clara? Mas bien nos parece que no. Pero tampoco es cuestión de perder la esperanza. Voces preparadas hay para acometer la tarea.

Vid Commercial