Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Desvaríos municipales

12 de febrero de 2024

San Antonio de Benagéber es un pueblo pequeño cercano a Valencia. La población en sí son media docena de calles. El núcleo potente del municipio radica en las urbanizaciones de chalets construidos en terrenos de su alrededor. Recientemente la policía local desmanteló un casino clandestino ubicado en un bajo de un centro comercial que anteriormente funcionó como autoescuela.

A los pocos días de divulgarse la noticia el pleno municipal aprueba declarar el territorio libre de casas de juego y apuestas. Todos los grupos votaron a favor de la medida excepto Vox que se abstuvo.

La reacción del Ayuntamiento de San Antonio de Benagéber, que no es Nueva York, ni Xátiva, ni Almusafes me deja un tanto perplejo. Y me pregunto : ¿se ha declarado el veto a los locales de juego tras desmantelarse el casinito de marras y para aleccionar a futuros infractores o es que existe el temor de que proliferen las peticiones de licencias para montar las que denominan casas de juego ? No acierto a responder, pero en cualquier caso considero que el acuerdo municipal es una majadería.

Seamos serios. San Antonio de Benagéber es un pueblo muy chiquitín. Que yo sepa no hay funcionando ningún salón de juego ni nada que se le parezca. Y no es previsible que ningún empresario del sector se arriesgue a invertir allí dado que las posibilidades de negocio son más bien escasísimas. ¿ Entonces a que viene semejante salida ? Da la impresión que los señores concejales se aburren y han aprovechado la oportunidad del casinito doméstico, que por descontado tenía que ser erradicado y penalizado con dureza, para protagonizar lo que no deja de ser un auténtico desvarío municipal que, por desgracia, suelen cometer a otra escala y con graves repercusiones otros ayuntamientos. Que se meten en aguas cenagosas olvidándose que los asuntos específicos del juego son competencia de los gobiernos autonómicos. Pero por figurar que no quede.

Zitrogames
Carfama
Vid Commercial