Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Demasiado ruido con los salones

26 de marzo de 2018

Cuando el gallinero se alborota todos preguntan que pasa. Y entonces surgen voces diversas, opiniones chocantes por lo dispares y hasta alguna salida de tono. Esta sucediendo ahora mismo con los salones sobre cuya situación, desarrollo y futuro se está haciendo demasiado ruido. Y en ocasiones es más aconsejable la prudencia, el actuar partiendo de análisis rigurosos y situaciones bien estudiadas que no jugar al cruce público de opiniones o teorías que lejos de contribuir al encarrilamiento del problema lo que consiguen es que no avance en la búsqueda de su solución o descarrila.

Que existe un problema, y de proporciones considerables, con la sobredimensión de la oferta de salones es un hecho. Pero tampoco conviene generalizar ni adobar el asunto con tinta de escándalo. Habrá comunidades y ciudades en los que la cuestión reclama un chequeo del tema y en función de sus conclusiones mantener un diálogo con la administración de turno. A la que hay que demostrarle con datos y números que la saturación de locales existente es real y conviene por tanto actuar en consecuencia con medidas planificadoras o de otro tipo.

Junto a los focos de exceso de salones en determinadas zonas tendremos otras de plena normalización. Con crecimiento de locales armónico y sin estridencias. Por ello creo que se impone una política de cautela y huir de los tremendismos. Y optar por una canalización discreta del problema cuando ésta sea real. Pero en modo alguno recurrir al mucho ruido con ánimo de llamar la atención porque esto se traduce, muchas veces, en un tratamiento sensacionalista del problema que a nadie, con dos dedos de frente, conviene.

Vid Commercial