Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Consignas discriminatorias inadmisibles

17 de septiembre de 2018

Cada año se suceden en el universo español del juego una serie de convocatorias. Que han crecido en los últimos tiempos y que quizás sean excesivas. Pero en última instancia son las empresas y los profesionales las llamadas a seleccionar y acudir a aquéllos eventos que resulten más interesantes para sus intereses.

Esta libertad, propia de una economía como la nuestra, se está empezando a tratar de coartar. Hay agrupaciones y entidades dedicadas a dictar criterios en éste sentido. Señalando con talante imperativo donde hay que acudir y donde abstenerse. En que evento hay que estar y al que conviene excluir. Y avalan sus teorías discriminatorias con argumentos engañosos o fácilmente rebatibles.

Estas tentaciones excluyentes, que de hecho se están acentuando, no son nada compatibles en un sector maduro como es el juego que tiene por escenario una economía de libre mercado. Aquí cada cual debe tener las manos desprovistas de ataduras para ir donde quiera y le convenga, sin imposiciones ni amenazas. Porque de lo contrario se estará entrando en un terreno propio del totalitarismo donde todos se rigen por directrices comunes. Y se acaba con la autonomía de las empresas. Eso tiene nombre. Y también admiten su calificativo aquéllos que practican políticas discriminatorias. ¿Queda claro?.

Vid Commercial