Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Con Paco Pallás entre naranjos

18 de enero de 2024

Suelo reunirme con menos frecuencia de la que quisiera con Paco Pallás. Un día, ni me acuerdo los años transcurridos pero son muchos, nos reunió en la mesa de un restaurante Pepe Marqués a Paco y a mí. Y desde entonces se ha mantenido una amistad ajena al desaliento, a la lejanía en ocasiones duradera y a todos los peros que se quieran. Paco es de los que hace honor a la palabra dada y cuando ofrece testimonio de su afecto es de los que lo mantiene vivo contra viento y marea. Eso sucede lo mismo respecto a él que cuenta por mi parte con el abrazo que se prodiga más allá del tiempo y de las circunstancias cambiantes.

Asisto con Paco Pallás al relato de su aventura agrícola, que lo ha convertido a lo largo de los años en el principal productor valenciano de naranjas. Unas naranjas y mandarinas que pruebo con deleite y por las que Paco se afana cada temporada volcando en su trabajo todo el amor que siente por la tierra, por la huerta, por el escenario que le vio crecer y hacerse hombre dejando a lo largo de una estela de más de medio siglo la impronta de un empresario comprometido sin reservas con todo lo que hace y emprende, puesto que sus iniciativas procura que estén presididas por la seriedad y la fiabilidad a unos principios que considera inmutables.

Y del entre naranjos pasamos al recreativo, la gran pasión de Paco Pallás que se inicia cuando, con su talante visionario, fundo RECREATIVOS SAETABIS, su gran obra del juego y la convierte por derecho en una empresa de referencia del recreativo autonómico y nacional, de un ejemplo a imitar.

Es un placer compartir con Paco recuerdos, proyectos y vivencias de las que se desprenden su humanidad de buena estirpe y un sentido de la amistad que sabe cultivar y mantener a través del tiempo y de sus caprichosos vaivenes. Con Paco Pallás, entre naranjos o en el escenario que sea, es un lujo estar pare vivir y sentir. La cita próxima, cuanto antes mejor.

Vid Commercial