Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Carballeda, un jeta

4 de junio de 2020

La ONCE y SELAE quieren que el juego sea un huevo y hervirlo y comérselo entre ambos. Gozan de todas las prebendas, se aprovechan del manto proteccionista estatal pero se muestran voraces: quieren más, más productos, más ventajas, más canales de mercado.

Lo del presidente de la ONCE, Miguel Carballeda, es de una desfachatez, de una desvergüenza y una caradura que asombra. Ahora sale el caballero, todo irritado por las presuntas pérdidas de la organización y se dedica a atacar al juego online y las casas de apuestas. Y a arremeter contra los locales situados en las proximidades de los centros escolares y su incidencia negativa sobre los menores. O sea que se sube al carro del oportunismo y asume las tesis en boga puestas en circulación por la izquierda radical.

La locuacidad agresiva de Carballeda contra la competencia presunta calla sin embargo la presencia de los puestos de la ONCE cerca de colegios, supermercados y centros de salud, que también son adictivos. Bien está que éste señor defienda sus intereses, algo que parece legítimo. Pero que no lo haga a costa de echar mierda sobre el resto. Su actitud denota tanta falta de clase, de simple caballerosidad, como de cierto sentido solidario. Al fin y al cabo todo es juego. Algo que no comparte este jeta.

Vid Commercial