Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Al abordaje

31 de marzo de 2021

La cuestión política en España hay que tomarla la mayoría de las veces a chacota porque tiene un tufo de sainete, de juguete cómico, de pieza risible que no admite un análisis medianamente serio. Aquí lo que vale es el slogan publicitario, el enredar sin hacer ni decir nada, la grandilocuencia verbal tras la que se pretende tapar la ineficacia o la falta de trabajo.

El ministro de Consumo, don Alberto Garzón, al que le tocó por sorteo un departamento que no existía y que después de creado no deja de ser un ente un tanto fantasmal, se nos ha puesto en plan marino de guerra y ha anunciado a bombo y platillo que quiere ir “al abordaje de las casas de juego presenciales porque son un problema social grave que sigue existiendo por los datos existentes y que queremos abordar con las Comunidades Autónomas.”

Abordaje, abordar, lo cierto es que don Alberto Garzón se nos ha imbuido de un espíritu marinero y luchador para soltar sus cañonazos contra su obsesión o su perra que lo mismo da que son las que él denomina, con un cierto tono peyorativo, casas de juego, como si hablara de casas de putas.

El ministro admite que no tiene competencias, ni aporta dato alguno para justificar su aguerrida pretensión. Pero insiste en que seguirá erre que erre tratando de influir en las autonomías con el asunto del abordaje y su rancia letanía sobre las casas de juego. Lo que refrenda un hecho palpable: don Alberto se aburre, no pega golpe, no tiene faena y lo de las casas , vaya perra, es su coartada preferida para salirse un poco del absentismo laboral que le ha tocado en suerte. Me reitero: de juguete cómico. Si bien aquí se juega con el pan de muchas familias.

Vid Commercial