Autor

DESDE LA AVENIDA Juan Ferrer

Abrir los escenarios a nuevos intérpretes

7 de octubre de 2016

¿Hacen falta voces nuevas en los foros de opinión del juego?. La pregunta me la formula un empresario del sector. Y le contesto lo que escribí hace bastante tiempo: en la medida en la que proliferan los eventos de éste tipo, que de seguir el ritmo actual amenazan con saturar el panorama, se impone con mayor motivo un cambio de escenografía o de modelo y una renovación progresiva de sus intérpretes. Es decir no se puede repetir la misma comedia o parecida con idénticos actores si no queremos que el personal de las butacas se aburra y deje de acudir al teatro. Letra y voces nuevas deben dejarse oír para refrescar las ideas, alumbrar propuestas e inyectar nuevos bríos a un sector que tiene que pensar en su futuro y abrir la puerta a los que están llamados a protagonizarlo.

¿Significa éste planteamiento que los empresarios, profesionales o reguladores que suelen multiplicar su presencia en los foros aludidos no aportan nada con sus intervenciones?. La mala leche de la pregunta demanda una respuesta contundente: No. Contribuyen y mucho a fijar las posiciones del sector y sus opiniones y argumentarios están avalados por la experiencia y los conocimientos. Pero ello no significa en modo alguno que la puerta tenga que permanecer cerrada e impida el acceso de otros actores, sin la trayectoria de los anteriores posiblemente, que sin duda tendrán cosas que decir y debatir y que están interesados en participar en la marcha de un sector del que más pronto que tarde tendrán que asumir las máximas responsabilidades.

Entiendo que las empresas, que son las que en la mayoría de los casos apoquinan con los gastos de éstos eventos impongan sus nombres a la hora de confeccionar los programas. Están en su legítimo derecho. No obstante, también entre sus preocupaciones tiene que estar el de impulsar la llegada de aires frescos, capaces de compensar y ofrecer audacia por experiencia, y alumbrar con ello debates con intervenciones más plurales.
 
Si las mesas de opinión del juego no pretenden, y pienso que no, morirse de éxito, tienen que pensar en tres cosas: Graduar las citas, revisar a fondo los temarios, apostando por cierta originalidad, y abrir la puerta a otros intérpretes. A los programas hay que quitarles estatismo y darles lozanía. De lo contrario: apaga, amigo y vámonos.
 
 
Vid Commercial