El Grupo Murciapuesta implanta un Programa para la Prevención de Delitos

| 29 de abril de 2024
Vid Commercial

Desde su creación, las empresas que conforman el grupo Murciapuesta han asumido dentro de su desempeño el compromiso del estricto cumplimiento de las normas que regulan el sector de la actividad. Este compromiso es inherente a la propia estructura accionarial del grupo, formado por pequeñas y medianas empresas del sector de la Región de Murcia, y, por tanto, acostumbradas a operar en un mercado tan regulado por las distintas Administraciones con competencias en el sector. Este compromiso está alineado con la reforma del Código Penal de 2010 y, especialmente, de 2015 que, entre otras cosas, modificó la formulación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, introduciendo la posibilidad de la exención de la misma mediante la adopción de sistemas de prevención de riesgos penales, y la necesidad de la adopción de figuras ya consolidadas en los países de nuestro entorno como el Compliance Officer.

Por ello, ya desde 2018 el grupo asumió la necesidad de la elaboración de un Programa para la Prevención de Delitos (PPD) para su implantación en las distintas sociedades que lo conforman. Esta decisión se adoptó con la finalidad de seguir a la vanguardia de la Responsabilidad Social Corporativa y de dar un paso más en el compromiso de mejora continua que caracteriza al grupo, de modo que esté situada, en cada momento, en los más altos estándares en materia de integridad y profesionalidad en el desempeño de su actividad, especialmente considerando el sector de actividad en el que se desarrolla y los riesgos, sociales y económicos, a los que se puede enfrentar a lo largo de su trayectoria.

Se trata de una expresión de la cultura de cumplimiento ya existente en el Grupo, que se materializa de forma evidente buscando no ya meramente evitar –en su caso– una hipotética sanción penal, sino profundizar en el desarrollo de una verdadera cultura ética empresarial en la toma de decisiones, tanto de dirigentes como de empleados, y que, con el compromiso de todos los integrantes del grupo, permita asegurar las máximas garantías de integridad en nuestro desempeño.

Para ello, en este proceso, se han documentado los valores fundamentales de la organización y la política y objetivos de cumplimiento para –a partir de los mismos y en aras a conseguirlos– desarrollar e implementar políticas de compliance, que han sido progresivamente integradas en los procesos de negocio de la empresa y han sido dotadas a lo largo del tiempo de recursos suficientes para garantizar su permanente efectividad.

El órgano de administración y dirección ha sido fundamental para esta implantación, dado su compromiso ejerciendo el liderazgo oportuno para llevar esta política a efecto con el apoyo de las personas que integran el grupo y considera la comunicación con todos ellos un aspecto capital para conseguir resultados óptimos en este campo.

Para la implantación de este Programa hemos contado con la colaboración del despacho Axium Consulting, que nos ha ayudado a diseñar soluciones completas y a medida (“llave en mano”), basadas en el conocimiento directo de la empresa, ya que esta es la línea jurisprudencial marcada para asegurar la eficacia de estos sistemas, y ello con el menor impacto posible en la gestión cotidiana del Grupo. La realidad de cada empresa es distinta, por lo que el modelo de prevención debe de adecuarse a esta realidad si quiere ser efectivo.

La implantación se ha llevado a cabo abordando la problemática de la responsabilidad penal desde una perspectiva multidisciplinar, lo que nos ha permitido acotar adecuadamente los riesgos reales a los que se enfrenta el grupo.

Del mismo modo, y con anterioridad a que fuese obligatorio por exigencia legal, contamos con un canal de denuncias, gestionado por Axium Consulting, lo que nos permite garantizar la confidencialidad y el anonimato de las denuncias que se puedan plantear sobre la actividad de la empresa, anticipándonos a esta obligación como parte de nuestro compromiso de cumplimiento.

En definitiva, consideramos que nuestro Programa para la Prevención de Delitos ha sido una inversión de gran rentabilidad para reforzar el futuro de nuestro Grupo, garantizando a trabajadores, clientes y accionistas la máxima seguridad en su relación con nuestras empresas.

IPS banner