Ceuta, la nueva reina del juego online, atrae más tecnológicas con «la mejor fiscalidad de Europa»

| 8 de abril de 2024
Vid Commercial

«La mejor fiscalidad para empresas de Europa está en el norte de África», asegura Alberto García Valera, experto en fiscalidad de EY. Desde el Brexit, Ceuta ha conseguido atraer con este reclamo a medio centenar de empresas tecnológicas, fundamentalmente vinculadas al juego on line. Según los rankings económicos de la ciudad autónoma, una decena de estas empresas son ya las que más facturan en el territorio, con alrededor de 700 empleados y la previsión de alcanzar el millar en breve plazo. Ahora el objetivo es ampliar el espectro y atraer a nuevas empresas innovadoras y startups de otros sectores, para lo que ha logrado reunir a más de un centenar inversores y emprendedores de toda España en el Foro CETEC (Ceuta Summit Innovation) organizado con la autoridad local y la Cámara de Comercio y celebrado esta semana.

«Las grandes del juego online ya están aquí, la mayoría con proyectos de crecimiento importantes», aseguran empresarios locales, en referencia a 888 William Hill, que recientemente anunció su intención de duplicar plantilla en Ceuta. Esta industria abandonó Gibraltar con el Brexit. Ceuta ofrece una ventaja diferencial, que es estar en territorio UE con una fiscalidad especial, un puente entre África y Europa. Un gancho que también interesa a todo el sector tecnológico. Así que el camino es diversificar.

Más empresas

Esta misma semana se ha firmado un convenio entre la Cámara de Comercio de Ceuta y la Fundación INCYDE para la implantación de la primera incubadora tecnológica de Inteligencia Artificial vinculada al sector turístico, un proyecto respaldado por Lenovo como socio principal. «Vamos a apoyar a muerte desde Lenovo a Ceuta», dijo en la firma del convenio el director general de Lenovo Iberia, Alberto Ruano.

Esta incubadora se suma a proyectos en marcha como el Ángulo Open Future, que ya funciona gracias a la colaboración de la empresa pública de promoción local, Procesa, y Telefónica, con 36 empresas incubadas la mayoría de iniciativa local.

El green data center

Aunque el proyecto estrella es un data center ya en construcción que se alimentará con un parque fotovoltaica, del que se espera un importante efecto tractor.

«Hace cinco años hubo un cambio en el modelo económico con la atracción del 90% de las empresas del sector juego en Gibraltar. Aprovechando ese éxito pudimos contarles a muchos empresarios que desconocían Ceuta qué oportunidades ofrecíamos. Así conocimos a Avangreen, que fueron elegidos en un concurso para un data center innovador, que se alimenta de una planta fotovoltaica, con ayudas a la inversión del 50% hasta un máximo de 4 millones. Tendrá un efecto tractor y de retención del talento. Estará operativo en un año. Con el juego online, empresas tecnológicas y apuestas como la incubadora o este data center se está generando esta demanda de talento», explica Karim Bulaix, presidente de la Cámara de Comercio.

Diversificación

«Estamos viviendo en otros segmentos de la industria tecnológica el mismo fenómeno que se produjo con el juego online. El condicionante derivado de la extrapeninsularidad en el tema digital no existe, no hay barreras. Estamos muy bien conectados en fibra óptica, vamos a estarlo mejor aún con el nuevo cable y nos va a permitir disponer de más energía. Ceuta está revolucionándose», explica el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Jesús Vivas, en declaraciones a El Economista.

El presidente Vivas también ha celebrado la inclusión de seis empresas ceutíes -Vivera Atlántico Mediterráneo, Acota2 Servicios y Mantenimiento, Áridos y Transportes del Estrecho, Logística y Transportes de Ceuta, Amarres Ceuta, y Capote y Alba Ceuta SL- como empresas gacela en el último informe de la Fundación Cotec y la Universidad de Sevilla, también conocido esta semana. El porcentaje de ‘gacelas’ en la ciudad autónoma es del 6,9%, dos puntos por encima de la media nacional. Este ranking es considerado por los expertos como un buen termómetro de la innovación en un ecosistema.

Incentivos fiscales

Los incentivos fiscales que ofrece Ceuta ( y también Melilla) a las empresas tecnológicas que se domicilian allí son el IPSI (equivalente al IVA) de apenas un 0,5%, IRPF e Impuesto de Sociedades con bonificaciones cercanas al 50% para las rentas personales y las ganancias empresariales cosechadas en ambos territorio. Las cotizaciones sociales también llevan aparejado un descuento cercano al 50%, según resumió recientemente ICEX en una nota que recogía el caso de éxito de Ceuta. Aún se puede ir más lejos, como dejar en un 4% el Impuesto de Sociedades, recomendación del Observatorio de Ceuta y Melilla.

«La singularidad fiscal de Ceuta data de 1415 con la llegada de los portugueses, a través de una bula papal», recordó en el foro CETEC el secretario de política económica del PP, Juan Bravo, muy vinculado personalmente a la ciudad autónoma donde ha ejercido con responsable de la Agencia Tributaria y luego, ya embarcado en política, como diputado en Cortes.

Soporte y acompañamiento

«Ceuta ya tiene un importante diferencial fiscal. Si además hay soporte y acompañamiento puede dar un importante valor añadido a las empresas», indicó en el foro CETEC Stephen Duval, fundador de Empowerment IP y 23 Capital, y socio de Guild Sports.

En ese «soporte y acompañamiento» tanto el presidente Vivas como el presidente de la Cámara de Comercio Karim Bulaix ponen el foco en el «total alineamiento» de las administraciones e instituciones locales para apoyar la inversión y el emprendimiento: formación profesional a la carta impartida por las empresas -con compromiso de contratación- para sus necesidades de contratación, agilidad en la tramitación y una administración ‘friendly’ para las empresas son sus argumentos.

Cambio de modelo

La necesidad de un cambio de modelo económico en Ceuta es evidente. Con datos de 2021, el valor añadido bruto correspondiente de su economía asciende a 1.591 millones de euros. De esta cifra, la Administración supone más del 50%, 792 millones, mientras que el comercio aporta 299 millones y las actividades inmobiliarias generan 159 millones, a los que se pueden sumar los 71 millones de la construcción. A continuación figuran la industria (96 millones), las actividades profesionales, científicas y técnicas y administrativas (66 millones), las actividades artísticas recreativas y de entretenimiento (53 millones), las actividades financieras (38 millones) y las TIC (16 millones) y la agricultura (1 millón).

Hasta ahora las ventajas fiscales del territorio se habían concentrado en favorecer el comercio de bienes, cuando la nueva economía y los principales generadores de valor añadido están en otros sectores.

Vivas abandera un nuevo modelo «verde, azul e inteligente», con el sector tecnológico como uno de sus pilares y con proyectos que incluyen la producción de hidrógeno verde. eleconomista

IPS banner