Carfama

BetPlay exige la investigación de casos de apuestas ilegales en Colombia

| 6 de marzo de 2024
Vid Commercial

Las apuestas deportivas ilegales en Colombia han vuelto a ser tema noticioso en el fútbol profesional colombiano durante estos primeros meses del año 2024. El escándalo se conoció hace unas semanas cuando César Guzmán, dueño de Patriotas Boyacá, confirmó que algunos jugadores de su club están bajo sospecha e investigación por supuesto amaño de partidos en el inicio de la Liga BetPlay.

El equipo boyacense -último en la tabla de posiciones con apenas 5 puntos- y la Dimayor abrieron investigaciones por esas apuestas que se habrían dado en las primeras fechas del campeonato y que además incluirían a personas externas presionando para que se ejecutaran. Sumado a esos casos en Patriotas, los malos arbitrajes también han generado especulaciones con la ilegalidad en la primera división.

BetPlay, patrocinadora oficial del FPC, se pronunció al respecto ya que su marca se está viendo relacionada indirectamente con este tipo de apuestas ilegales. Germán Segura, gerente general de Corredor Empresarial, empresa propietaria de esa casa de apuestas, manifestó su preocupación y exigió que se investiguen estos casos hasta llegar a las “últimas consecuencias”.

“Por parte de nosotros, que somos una casa de apuesta, donde si alguien se junta para hacer amaños de partidos y lo hace por medio de nuestra plataforma, los que pagamos somos nosotros. Somos las victimas en ese caso porque nos toca pagar dinero porque nadie más desembolsa dinero legalmente. Por el lado ilegal, que se combata esto y se llegue hasta las últimas consecuencias”, dijo Segura en entrevista con AS.

¿Qué tiene por decir de las apuestas ilegales que se estarían dando en el FPC?

“Las apuestas ilegales o estas que se pueden hacer por amaño de partidos se hacen en Colombia hace más de 20 años. La gente podía apostar independiente o en plataformas extranjeras. Han tenido crisis y momentos durante la historia del fútbol colombiano. En Colombia ha sonado últimamente el tema y esperamos que haya un comunicado y consecuencias, que encuentren qué está pasando con las apuestas ilegales, si en verdad las hay y que no sean errores arbitrales o humanos”.

“Por parte de nosotros, que somos una casa de apuesta, donde si alguien se junta para hacer amaños de partidos y lo hace por medio de nuestra plataforma, los que pagamos somos nosotros. Somos las victimas en ese caso porque nos toca pagar dinero porque nadie más desembolsa dinero legalmente. Por el lado ilegal, que se combata esto y se llegue hasta las últimas consecuencias”.

¿Cómo diferencia lo legal de lo ilegal y que no se meta todo en un mismo paquete?

“Con las apuestas deportivas nos toca surtir una serie de pasos para poder operar en Colombia. Unos pasos financieros, de cumplimiento, que estemos certificados internacionalmente, con proveedores internacionales y cumpliendo una serie de normas. Con las plataformas ilegales pasa todo lo contrario, nadie está vigilando, nadie paga tributo. Nosotros, solo BetPlay, pagamos más de 320 mil millones de pesos a la salud, respondemos por los premios, tenemos garantías”.

“Lo que vemos en Dimayor es un vehículo publicitario del naming. Más allá de eso no interferimos en la logística de los partidos. Nos interesa estar en la memoria de los colombianos cuando quieran apostar”.

“No creo que haya un riesgo con el patrocinio, pero sí una necesidad de que haya claridad. No nos interesan las apuestas ilegales, nos perjudican a todos”

¿Qué han podido hablar con el presidente de Dimayor y con los clubes?

“Uno escucha todo lo que dicen los presidentes por los medios de comunicación y los entiende de pronto por el calor del momento. Aquí lo que hace falta es un poco de entendimiento de cómo funcionan las apuestas deportivas, entender que a nosotros lo que más nos interesa es que haya transparencia. Si no la hay, lo que pagamos somos nosotros, ya sea económicamente o por lo que está pasando ahorita que la gente malinterpreta el negocio de las apuestas deportivas”.

“Con Fernando Jaramillo hemos hablado hace poco, tenemos pendiente una reunión que se dará la próxima semana o sino la siguiente donde me cuente cómo va el tema, qué han averiguado y si hay algo que valga la pena ver o averiguar. Este tema para nosotros se está volviendo aburridor, ver cómo nos están juzgado sin conocernos”.

¿Hay alguna exigencia puntal a la Dimayor en el caso de las apuestas ilegales?

“Ellos ya comentaron que hay una investigación en curso, y la exigencia, lo que se le va comentar a él, es que si nos podemos enterar de cómo va el tema y que ojalá al final haya un comunicado externo donde se pueda mostrar lo que han averiguado y pasado”.

¿El patrocinio al FPC está en riesgo por este asunto?

Con la Dimayor hemos tenido buena relación. No creo que haya un riesgo, pero sí una necesidad de que haya claridad. Por nuestro lado 100% y por el lado de la Dimayor también”.

¿Los aficionados y el fútbol colombiano pueden estar tranquilos de que BetPlay no tiene nada que ver con las apuestas ilegales y trabaja para evitarlas?

“Nada que ver, todo lo contario. Tenemos sistemas de vigilancia cuando hay alguna alteración. No nos interesa que haya apuestas ilegales, perjudica nuestra imagen, perjudica al sector, a la salud, a todos”.

¿En qué consiste el Juego Responsable de BetPlay?

“El Juego Responsable va más allá de facturar, Las casas de apuestas le plantean al jugador sus hábitos de consumo, si se está excediendo, si cree que necesita ayuda, tenemos hasta disposición psicológica. Lo importante es que nos vean como entretenimiento”. as

IPS banner