Carfama

Descifrando la nueva regulación de Juegos y Apuestas Deportivas a distancia en Perú: el panorama inicial

| 20 de febrero de 2024
Vid Commercial

La publicación del reglamento de la Ley Nº 31557 generó un punto de inflexión en la industria de juegos y apuestas deportivas a distancia en Perú. Los operadores, al tomar conocimiento de esta nueva regulación, enfrentaron el desafío de descifrar y comprender una serie de aspectos técnicos y legales novedosos para el mercado nacional. El reglamento traía consigo un nivel de detalle y complejidad sin precedentes en el mercado peruano. Desde la implementación de sistemas tecnológicos avanzados hasta la adopción de protocolos de juego responsable y medidas contra el lavado de dinero, los operadores se están viendo obligados a reevaluar y modificar sus prácticas y estrategias empresariales.

Adaptación a estándares internacionales

Una de las principales complejidades radicaba en que gran parte de la normativa incorporaba estándares y prácticas recopiladas de jurisdicciones internacionales con una mayor madurez en la regulación de estas actividades, como Colombia y el Reino Unido. Este enfoque internacional presenta un doble filo: por un lado, busca elevar el nivel de la regulación peruana al estándar global, pero por otro, plantea desafíos de adaptación y comprensión para los operadores locales, que se encuentran navegando en un territorio relativamente desconocido.

Iniciativa y diálogo en el sector de apuestas y juegos en línea

Frente a la complejidad y las nuevas exigencias planteadas por el reglamento de la Ley Nº 31557, operadores importantes en el mercado peruano como La Tinka, y la Asociación Peruana de Apuestas Deportivas (APADELA) asumieron una postura proactiva. Esta actitud no solo se manifestó en un esfuerzo por comprender y adaptarse a la nueva legislación, sino también en buscar una comunicación directa y efectiva con el ente regulador.

En un claro reconocimiento de los desafíos presentados por la nueva normativa, estas entidades han ido enviando consultas formales al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR), marcando el inicio de un diálogo constructivo. Estas consultas, que actualmente están siendo revisadas por MINCETUR, representan un paso significativo hacia la clarificación y mejora de la regulación.

Estas consultas no solo buscan absolver dudas sino también ofrecer propuestas de mejoras. La Tinka y APADELA, conscientes de la importancia de un marco regulatorio que fomente un juego responsable, enfatizaron en sus comunicaciones la necesidad de que la regulación cumpla efectivamente con su fin primordial: proteger la salud de los ciudadanos frente a posibles problemas como el juego patológico. Este escenario no se limitó a los primeros días o semanas tras la publicación del reglamento; es un proceso continuo que se extiende hasta el presente. Los operadores están constantemente buscando clarificar dudas, interpretar correctamente las disposiciones y, sobre todo, asegurarse de que están en plena conformidad no solo en letra sino en espíritu con el marco regulatorio. Esta tarea se ha convertido en una parte integral de su funcionamiento diario, implicando un compromiso constante con el aprendizaje y la adaptación.

El MINCETUR ha demostrado compromiso con la mejora continua de la regulación, tomando en consideración las aportaciones de los principales actores de la industria. La revisión de las propuestas presentadas por La Tinka y APADELA es un testimonio de su voluntad de adaptar y perfeccionar el marco regulatorio en respuesta a las necesidades y realidades del sector.

Enfoque en el juego responsable

Este énfasis en el juego responsable resalta un aspecto crítico de la regulación: más allá de regular por regular, es esencial que las normativas en esta industria vayan alineadas con objetivos claros de protección al consumidor y prevención de la ludopatía. Las contribuciones de operadores como La Tinka y los miembros de APADELA resaltan la relevancia de incorporar la visión y experiencia de los actores del sector en el proceso regulatorio.

Conclusiones iniciales

El inicio del camino regulatorio en Perú ha demostrado la complejidad inherente a la tarea de equilibrar los estándares internacionales con las realidades locales. La respuesta activa de los operadores refleja una industria comprometida no solo con el cumplimiento de la ley sino también con el bienestar de sus consumidores y la integridad del sector. A medida que los operadores se adaptan y se alinean con las nuevas regulaciones, se está gestando un entorno más seguro y responsable para los aficionados a los juegos y apuestas. El proceso de descifrar y comprender la nueva legislación no es solo un requisito legal, sino también un paso hacia la consolidación de un sector más ético y sostenible en el Perú. cibelae

IPS banner