Carfama

Consumo pretende regular por ley el acceso de los menores a las ‘loot boxes’

| 19 de febrero de 2024
Vid Commercial

El Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 ha anunciado mejoras en el sistema de verificación de la edad en la compra de lotería ‘online’ para reforzar los controles de acceso y proteger más a los menores de este juego de azar, no permitido para los que aún no han cumplido los 18 años.

Actualmente, los operadores ya tienen en funcionamiento un sistema de doble verificación para el control de acceso, pero ahora lo que tratan es de mejorarlo, según ha señalado en una entrevista a EFE la secretaria de Consumo y Juego, Bibiana Medialdea.

En esta línea de trabajo, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) baraja dos opciones para un mayor control de estos servicios. La tecnología juega a su favor y cada vez hay dispositivos más transversales que pueden servir ya no solo para el juego, también para otros contenidos solo para adultos como el porno.

Control de edad

La DGOJ ha estado trabajando en el diseño de un mecanismo propio para mejorar el control efectivo de la edad en el ámbito de las loterías ‘online’. Pero ahora están valorando integrarse en el mecanismo de verificación que propone la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT).

De esta forma, según Medialdea, se homogeneizaría el control de edad para los distintos productos o servicios dirigidos a adultos, como porno o juego ‘online’. La AEPD ha creado un método anónimo de verificación de edad para impedir que los menores accedan a contenidos inadecuados como el porno, mecanismo que será materializado en una aplicación en la que trabaja la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y que será lanzada este verano.

Las ‘cajas botín’

El ministerio que dirige Pablo Bustinduy tiene pensado desarrollar una ley para las ‘cajas botín’ o ‘loot boxes’, mecanismos aleatorios de recompensa en videojuegos y dispositivos similares: estos sistemas, según se defiende desde este departamento, contienen elementos equivalentes a los juegos de azar y, por eso, se intentarán buscar fórmulas para proteger a los menores.

Las bases de ese proyecto serán las que se redactaron durante la etapa de Alberto Garzón como ministro de Consumo, y lo que perseguirá será identificar esa tipología de ‘loot boxes’ (‘cajas botín’ o recompensas de los videojuegos) que funcionan como juego de azar para que no sean permitidos para menores de edad.

Para esa identificación se tendrán en cuenta el tipo de recompensas que se incluyan en el videojuego.

Reformas en la ley del juego

También el ministerio de Bustinduy va a reformar la ley del juego para adaptarla al entorno digital, en la que se introduzca un sistema de límites de depósito conjuntos por jugador, como ya tiene instaurado el modelo alemán.

El límite va a cambiar de ser por operador a ser por jugador, de forma que, por defecto, el jugador va a tener un límite semanal de 600 euros, y mensual de 1.500 para jugar en el conjunto de las plataformas de juegos, no en una.

Esos límites ya estaban establecidos pero el jugador, al cambiar de operador, volvía a tener su límite a cero.

No obstante, el jugador puede ampliar el límite porque el juego es una actividad que no está prohibida y los adultos pueden decidir lo que juegan, pero, según la secretaria general, «el que el jugador se encuentre con que ya ha llegado a su límite es bastante eficaz para corregir estas posibles conductas más problemáticas».

IPS banner