El Tribunal de Chile da luz verde al proceso de reorganización judicial de la cadena de casinos Enjoy

| 14 de febrero de 2024
Vid Commercial

El 8° Juzgado Civil de Santiago dio inicio al procedimiento de reorganización judicial presentado a fines de enero por la cadena de casinos de juego Enjoy e invistió a la compañía de la protección financiera concursal dispuesta por la ley hasta el 24 de abril de este año.

El proceso estará a cargo del abogado y veedor Juan Ignacio Jamarne, quien tendrá la responsabilidad de conducir la instancia con los acreedores.

Según explicó la empresa, mediante un hecho esencial enviado a la Comisión Para el Mercado Financiero (CMF), serán afectos a este procedimiento todos aquellos créditos originados con anterioridad a la resolución de reorganización, es decir aquellos créditos que se hayan originado con anterioridad al 12 de febrero de 2024.

De esta forma, mientras no sea aprobado el acuerdo de reorganización judicial que será propuesto en el procedimiento, Enjoy. se encuentra legalmente imposibilitado de servir, por ahora, aquellos créditos afectos al procedimiento de reorganización judicial, tanto en capital como los intereses devengados hasta la fecha.

Dentro de estos se encuentran, entre otros, los Bonos Serie S inscritos en el Registro de Valores bajo el N° 1.060 con fecha 14 de enero de 2021 y con vencimiento al día 14 de agosto de 2030, los Bonos Convertible Serie T inscritos en el Registro de Valores bajo el N° 1.609 con fecha 22 de febrero de 2021 y con fecha de vencimiento al 14 de agosto de 2119, y los Bonos colocados en mercado internacional con fecha de vencimiento al 14 de agosto de 2027.

Continuidad

Mediante un comunicado la compañía señaló que “de esta forma, Enjoy S.A. comenzará los primeros pasos de un acuerdo que le permitirá reestructurar sus pasivos y activos, continuar con el desarrollo del negocio y cumplir sus compromisos con acreedores, trabajadores y con las comunidades donde está presente, para poder finalmente recuperar su normalidad operacional”.

Asimismo Esteban Rigo-Righi, gerente general de Enjoy, afirmó que “esperamos que este proceso nos lleve a un acuerdo que nos permita salir fortalecidos y poder retomar nuestros planes de inversión, mejorar la rentabilidad operacional y fortalecer nuestra posición financiera. Todas las prioridades están puestas en nuestros colaboradores, clientes, proveedores y acreedores”.

En enero, la compañía dio a conocer la solicitud de inicio del proceso de reorganización judicial, como consecuencia de la situación financiera que enfrenta, debido a proyectos de crecimiento que no han podido realizarse, principalmente, por las restricciones de liquidez y la lenta recuperación pospandemia, que ha tenido mayores complejidades que las inicialmente previstas. A esto, se le suma la alta inflación acumulada en Chile desde 2021, agregó Enjoy.

Este proceso compromete a la matriz Enjoy S.A. y no a sus sociedades filiales, hoteles y casinos, las que se prevé que continuarán cumpliendo todas sus obligaciones como hasta ahora, precisó la compañía.

Acreedores

Tras un primer plan de reorganización que terminó oficialmente el 14 de marzo de 2022, sólo pasaron 686 días para que el pasado lunes 29 de enero Enjoy informara a la CMF que había vuelto a solicitar al mismo 8° Juzgado Civil de Santiago aprobar un plan de reorganización concursal que le permita eludir por segunda vez la bancarrota. Y de paso, que renunciaba su gerente general, Eliseo Gracia. Lo reemplazó quien fuera su mano derecha, el exgerente de Finanzas Esteban Rigo-Righi, ingeniero civil industrial de la UC con un MBA en el Instituto Tecnológico de Monterrey.

Si en el proceso pasado la familia Martínez, controladora histórica de la compañía, debió asumir la pérdida de su empresa a manos de sus acreedores, ahora son éstos los que puedan tener que responder con su patrimonio accionario ante los que confiaron en que Enjoy se recuperaría y lo financiaron para salir de su primer proceso.

Hoy los principales accionistas de Enjoy son quienes en el primer proceso eran sus mayores acreedores: el grupo Euroamerica y su compañía de seguros de vida, que concentran un 21,9% de la propiedad; Penta Vida, con 11,66%; y las corredoras de bolsa Banchile, Santander y Consorcio, con 9,88%, 7,86% y 6,11%, respectivamente, según información de la CMF. A ellas les siguen las también corredoras Renta 4, Bice, Tanner, Bci e Itaú.

Los pasivos totales de Enjoy alcanzan a los $321.360 millones (US$345,5 millones), según el certificado de deudas del perito Juan Pablo Tejerina que se adjuntó a la petición al tribunal.

Y sus mayores acreedores, que representan el 98,5% del total del pasivo sin sus empresas relacionadas, son tenedores de bonos internacionales, nacionales y un banco local. El 62,7% del total del pasivo, unos US$216 millones, corresponde a los tenedores de un bono a siete años que emitió en 2020 en Estados Unidos y que representa UMB Bank de Kansas City. El 13% es un bono nacional de pago bullet al 2030 por $41.967 millones (US$45 millones), que representa el Banco de Chile, donde entre sus principales tenedores están dos accionistas: Euroamerica Seguros de Vida y Penta Vida, con un 26,7% y 14,6% del bono, cada uno. Y el 5% del pasivo son tres préstamos del Banco Internacional, controlado por la Cámara Chilena de la Construcción, que suman $16.131 millones (US$17 millones).

El restante 1,5% de acreedores son proveedores, entre ellos abogados y directores de la propia compañía. Según cercanos, la firma les paga a los proveedores a 60 o 90 días, por lo que estas cuentas por cobrar sólo corresponden a boletas de honorarios acumuladas en el periodo. msn

IPS banner